lunes, julio 14, 2008

Se muere un grande

y otro grande pasa por España de tapadillo.

Pues sí, si escribes genero fantástico más te vale bajar tu nivel (o, directamente, ser un mediocre). Si no, estás condenado a ser un semidesconocido.

Hace unos días murió uno de los más grandes autores de ci-fi de todos los tiempos: Thomas M. Disch. Murió pobre. Es muy triste, que el autor de Campo de Concentración, Los genocidas o el fabuloso relato "Now is forever" se haya suicidado porque le iban a desahuciar. Y mientras tanto, autores que un día tuvieron un libro de éxito (facilito, digerible, nada complicado ni ambicioso) vivan el resto de sus vidas de rentas. Digamos Herbert o Card, por ejemplo.

Y lo otro. Estos días ha sido la Asturcon. Yo, que llevo algún tiempo apartado del mundillo, me había enterado que venía Martin. Es un buen autor, siempre ha demostrado ser un buen artesano. Nada más. Un autor que ha aprendido con los años, todos los trucos necesarios para agarrar al lector y lo ha plasmado en Canción de Hielo y Fuego. Obra muy disfrutable, con momentos que se te graban en la memoria; esa muerte en el retrete es gloriosa. Pero nada más.

El mundillo está lleno de buenos artesanos que un día escribieron una gran obra. Son autores que disfruto. Disfruto de Haldeman, de Silverberg o de Martin porque saben hacer su trabajo y lo hacen con profesionalidad. Pero no son genios.

G-E-N-I-O es Scott Bakker. G-E-N-I-O es Disch.

Bakker, ¿qué decir de Bakker? Principe de Nada tiene más momentos memorables que todo el genero de fantasía junto. Y ha estado en la Asturcon. Y yo en mi casa, tocandome los huevos. Muy bien, Javier eso te pasa por...

7 Comments:

Blogger belmori said...

Yo tambien me senti muy triste cuando me entere de la noticia, y mas despues de saber que fue un suicidio y que estaba en malas condiciones economicas, realmente me sorprendio mucho, un saludo

3:23 a. m., julio 15, 2008  
Blogger Daniel Gonzalo said...

Hombre, Dish era un genio con Maysculas, Bakker promete mucho, pero que mucho, tanto como renovar (de verdad) el género fantástico pero yo creo que todavía le creo....

Los de Dish es una tragedia.

12:42 p. m., julio 15, 2008  
Blogger Toniluro said...

Yo tampoco sabía de la presencia de Bakker en la Asturcon. No lo han promocionado como se merece.

6:42 p. m., julio 15, 2008  
Anonymous Nacho said...

Bakker será un genio cuando aprenda a estructurar una novela. Hasta entonces, dejémoslo en tío con potencial ;)

Su presentación junto a Martin fue el momento álgido de los actos fantásticos de la Semana Negra. Lástima que la tradicional verborrea de Taibo se comiese diez minutos largos que deberían haberse dedicado a las estrellas que tenía al lado. Aunque claro, si Bakker estaba era por Taibo...

En todo caso, Silverberg es mucho más que un artesano, muy cerca del nivel de Disch, Le Guin o Ballard. Lástima que fuese tan prolífico...

7:33 p. m., julio 15, 2008  
Anonymous Anónimo said...

cloudXXI:

A ver Nacho. Acabo de leer en tu blog que dejaste Principe de Nada en la página 150. ¡Ya te vale!

Por cierto, acabo de volver de Donostia, donde he ido a ver a Bruce Springsteen. Grande como siempre. El sabado y el domingo en el Camp Nou.

8:27 p. m., julio 17, 2008  
Blogger Peter Sinclair said...

Descubrí "Príncipe de nada" hace unos meses, gracias a la recomendación de Knut, y me leí "En el principio fue la oscuridad". Ahora estoy por la página 200 y pico de "El profeta guerrero". La verdad es que de momento está bastante bien, pero creo que, por lo que llevo leído, exageras algo tu entusiasmo. Realmente tiene momentos muy buenos, un estupendo trasfondo, y un empaque y potencial notable, pero también es verdad que estructuralmente es algo... ¿ampuloso? y que en ciertas ocasiones se hace algo repetitivo y cansino con respecto a las situaciones y pensamientos de algunos personajes, como Achamian, Esmenet y Kellhus.

Pero bueno, todavía no he leído la trilogía entera y cuando lo haga podré opinar con más fundamento. De momento apunta bastante bien. Pero como para hablar de genio, prefiero esperar jejeje

Aunque es cierto que tiene otro tipo de ambientación o fondo que la saga de Martin, las intenciones son distintas, creo. Aunque puestos a hacer comparaciones, y no es por hacerme el snob, de verdad, jejeje, de momento me quedo con Sapkowski y Geralt de Rivia.

¡saludos!

6:45 p. m., julio 21, 2008  
Blogger palantir said...

Uf!. No sabía lo de Disch. Es frecuente en el campo de la literatura en general. De todas formas el primer Card, o el primer Herbert son realmente buenos, no uno de esos éxitos de ventas" que los editores nos quieren colar y que el tiempo va dejando en su sitio.
Para mi, no creo que Silverberg no sea un genio.
Venga
Palantir

10:14 a. m., julio 23, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home