jueves, julio 20, 2006

El atlas de las nubes, de David Mitchell

Hace un tiempo me dió por leer novelas en inglés. En realidad era algo que quería hacer hace mucho tiempo, pero nunca me decidía. El caso es que el empujón necesario me lo dió el sr. Barceló, ilustre editor (o lo que sea) de ediciones B. El sr. Barceló decidió un buen día publicar Ilium, la nueva novela de ci-fi de Dan Simmnos. Preveyendo que todos los frikkies ibamos a ir como locos a comprar la nueva novela del autor de Hyperion, decidió tomarnos por tontos y dividir la novela en dos para sacarnos la pasta. Bueno, yo pique..hasta cierto punto. Me compre la primera parte de la primera parte de la serie compuesta por Ilium y Olympos, pero cuando me la acabé, decidí que pasaba de que me timara más y me compre Ilium en inglés. A partir de ahí, empece a navegar por la web en busca de joyas inéditas en castellano, y una de las que surgió fue este Cloud Atlas que, por diversas circunstancias, no me acabe comprando. Pero esa novela se había quedado grabado en mi cabecita.

Por cierto, no quiero pasar la oportunidad de agradecer al sr. Barceló tan noble gesto. Gracias a él descubrí Altered Carbon. Gracias, sr. Barceló.

Bueno, vale ya de pajas mentales y vamos a la novela en cuestión.

El atlas de las nubes es una novela compuesta por seis historias diferentes unidas de manera bastante simple, tonta o como querraís decirlo. Algunos se sentirán defraudados al ver que las historias no tienen nada que ver entre si (o casi nada). Pero el caso es que la mayoria de las historias son muy buenas.

Las historias se desarrollan en un largo lapso de tiempo. La primera en 1850 y sucesivamente: principios del siglo XX, los 70, la actualidad, un futuro próximo y un futuro lejano post-apocalíptico. Los protagonistas de las sucesivas historias tienen un pequeño antajo en el hombro con forma de cometa, lo cual da lugar a diversas teorías, ¿reencarnación? ¿destino? ¿son parientes? En el fondo no importa.

Paso a explicar brevemente los distintos relatos de los que se compone el libro:

1º El primer relato transcurre en 1850, Mithcell nos cuenta el viaje de un notario norteaméricano a Oceania y su encuentro con los indigenas del lugar, ya colonizados por occidente. Os podeis imaginar el resto: crítica al colonialismo depredador de occidente. Notable.

2º El segundo relato transcurre a caballo entre las dos guerras mundiales, en 1931. En ella, un compositor bisexual que ha sido desheredado, se introduce en el hogar de un artista enfermizo, su seductora esposa y su hija casadera con intenciones poco honradas. Suena bien, ¿eh? Para no sonar bien, como que lo he copiado de la contraportada del libro, je je. Es que no sabía como explicarlo. Muy buena.

3º El tercer relato (años 70) es la típica historia de periodista novel contra gran corporación mala-malosa que está haciendo cosas malas-malosas. La peor de todas.

4º ¿Habeís visto Alguien volo sobre el nido del cuco? Pues, más o menos, lo mismo. Está bastante bien y el protagonista es un crack.

5º En el futuro. Aquí es donde todos los frikkies disfrutamos como enanos. Se narra como una entrevista entre un hombre y un cyborg-clon-robot (o algo por el estilo). Típica historia de un negro futuro en el que las grandes corporaciones dominan el mundo y obligan a todos los ciudadanos a un consumismo sin fín. Muy buena.

6º Futuro post-apocalíptico en el que la tecnolgía se ha perdido. Lease Cántico por Leibowitz y similares. Fantástica, genial. Llegó un momento en el que casi arranque a llorar (y eso a mí me cuesta).

Las distintas historias no se narran de manera lineal, Mitchell utiliza una estructura piramidal (¿?). 1-2-3-4-5-6-5-4-3-2-1. Las cinco primeras historias se interrumpen repentinamente para concluir en la segunda parte. Esta estructura es uno de los puntos fuertes del libro.

Conclusión: es un libro que vale la pena leer. No es una obra maestra y Mitchell no un literato de la ostia, pero es muy ameno y las historias te atrapan. Tal vez, el punto fuerte de la novela sea la capacidad del autor para crear personajes diversos con voz propia y bien diferenciada del resto. Bueno, y el quinto y el sexto relato, que son una gozada.

Bueno, ya está. Hacerme caso, leerla.

1 Comments:

Anonymous odo said...

Es curioso, yo también me lancé definitivamente a leer en inglés por culpa de la división en dos de "Ilión". Una de las mejores decisionse que he tomado en mi vida, por cierto :)

Y "El atlas de las nubes" lo tengo en la pila y con bastantes ganas. A ver si me animo un día de estos

12:32 p. m., septiembre 11, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home